Solicite su entrevista

011 5373-6311
15 5665-5814

Perversiones o parafilias

 

Actualmente se las denomina PARAFILIAS (etimológicamente esta palabra proveniente del griego significa: "amor paralelo al convencional").  La persona que padece una parafilia necesita de un estímulo o fantasía particular y específica para excitarse o llegar al orgasmo.  Muchos pueden estar casados y llevar una vida “normal” sin que nadie de su entorno sepa de su problemática, generalmente contratan prostitutas para llevar a cabo sus fantasías. No consultan por este tema. Aunque sí les preocupa su obsesión. Pueden llegar a tener, en algunos casos, problemas con la ley.

 

Diferentes variantes de excitación y su consecuente orgasmo:

  • Fetichismo (el clásico: con los zapatos rojos taco aguja)
  • Sadismo (castigando a su coequiper , por lo gral. es con consentimiento del castigado)
  • Masoquismo (dejándose castigar por el otro, fingiendo ser esclavo, etc.) - Asfixiofilia (impidiendo la respiración propia o la del compañero para mejorar el orgasmo. Es una práctica peligrosa que puede causar la muerte)
  • Exhibicionismo (exponer genitales o mantener relaciones sexuales frente a la mirada de otros)
  • Voyeurismo (ver a otros manteniendo relaciones sexuales o sus genitales)
  • Zoofilia o bestialismo (someter a un animal a ser penetrado o dejándose penetrar o chupar por el animal)
  • Froteurismo  (frotando sus genitales con otros – con/sin consentimiento)
  • Paidofilia (con niños –Aunque para el niño “parezca un juego”, se considera sin consentimiento e ilegal, por no tener edad suficiente para entender el acto)
  • Crotomofilia - Devotee / Wannabe (excitación con las personas discapacitadas o con alguna amputación), que no es lo mismo que tener un novia/novio con alguna discapacidad.
  • Etc. 

Como vemos hay muchas parafilias, de distinto tipo y grado. Algunas son más graves que otras (desde lo socialmente aceptado) aunque el padecimiento psíquico es el mismo.  

 

Sigmund Freud dijo que todos tenemos rasgos perversos. Esto quiere decir que tenemos PREFERENCIAS o gustos SEXUALES. Ahora bien, la diferencia radica en que los parafílicos necesitan sí o sí de ese objeto particular (aunque sea en su mente), interfiriendo en su calidad de vida produciendo disfunciones sexuales, problemas con la ley, con la sociedad, en su entorno familiar, etc., mientras que en el resto de los mortales suele ser circunstancial y no determinante del placer sexual

 

Escrito por: Lic. Lucila Hausvirth 

Contáctenos 

Telefónicamente:
011 5373-6311 - 15 5665-5814
Por correo electrónico:
consultas@casyp.com.ar
Libertad 1240 CABA - Argentina
 
Logo
: La Usina Gráfica 
Visitas: .108687
by multisitios.net
x